La avería

Los viernes por la noche, en el único bar del pueblo, se juntaban algunos vecinos después de terminar las tareas de las granjas y del campo. Los clientes del Teleclub llegaban a eso de las siete a tomar un vino, dos horas después, Mikel ya había vaciado varias botellas de Ribera del Duero y servido más de cincuenta pinchos de tortilla y otras tantas tapas calientes y frías. La comida del burgalés afincado en Urueña se había hecho famosa en toda la comarca. El día de San Valentín de cinco años atrás, recién terminados sus estudios de cocina, y tras pasar una formación de tres meses en “El Bulli”, Mikelet como lo conocían sus amigos de la infancia, por su pasión por la música de Mikel Erentxu, abría el centro social del pueblo. Un edificio de dos plantas en el que estaban ubicados el centro de salud, la biblioteca y el bar. Atrás quedaba la ilusión por poner en marcha un proyecto en el que intentó compaginar música, literatura y pintura con comida y bebida. Pronto se dio cuenta de que el único interés de la gente del pueblo era el fútbol y algún partido de tenis. Mikel abandonó la organización de las propuestas culturales y ahora se limitaba a cocinar.

Aquella noche de enero la helada convertía los charcos en placas de hielo. Dos parroquianos discutían en la barra del bar, cuando sonó el teléfono. La pantalla del smartphone anunció la llamada de su ex. Hacía más de seis meses que Pilar le había dejado para convertirse en la amante oficial de Manolo, el mecánico del pueblo de al lado. Desde entonces, al moreno con rastas y ojos azules le llovieron las mofas de los más ancianos del lugar. Dudó en responder.

—¡Hola! Dime Pilar. Tengo gente, ¿qué quieres? – contestó arisco y con desgana.

—Hola. A una chica el coche la ha dejado tirada y no tiene dónde dormir. Tomás ha remolcado el coche hasta el taller. Me enteré de que alquilas una habitación. ¿Podría quedarse en tu casa hasta que tenga listo su RAV-4,o hasta mañana que decida qué hacer? Está de paso, viene de lejos, y a estas horas con la que está cayendo no la podemos dejar tirada —acertó a decir con voz temblorosa la secretaria del mecánico.

—Está bien, acompañarla hasta aquí. La casa está hecha un desastre, he estado todo el día en el bar, pero dada la situación no creo que le importe.

Al cabo de media hora, la desconocida entró en el bar. Mikel la vio a través del ventanuco de la cocina. Sorprendido, el cocinero, con gesto nervioso se recogió en un especie de moño las rastas que llevaba atadas en una cola, cambió el delantal que había dejado de ser blanco después de la primera tortilla de la mañana, por un elegante delantal francés negro que le llegaba a los tobillos. Limpió los restos de harina que se habían incrustado en los zapatos con un paño húmedo. Miró en el espejo que usaba para comprobar si había clientes en la barra y vio como la joven rubia miraba el móvil. En el espejo también se reflejaba su cara con un brillo en los ojos que hacía tiempo que no aparecía. Salió de la cocina y atendió a la que iba a ser su huésped. Cuando Alma lo vio se levantó de la silla y Mikel comprobó que la forastera era tan alta como él. “Dios mío, un metro ochenta de mujer, qué altura que tiene y qué buena que está” —pensó.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

El Sello del Escritor

El sello del escritor es su propia voz, su marca personal, el estilo que lo define y lo distingue del resto.

María en su guarida

Blog literario

Contar es vivir (te)

Si tienen curiosidad será un placer compartirme con ustedes

El jardín del sur

Portal literario

Puertas de Tannhäuser

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

Julietajimz

Blog personal

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

Blog de un Hombre Superfluo

“Me encanta hablar de nada, es de lo único de lo que sé algo” Oscar Wilde.

Tercer Cajón

Versos, historias y reflexiones

Escrito En Prosa

Relatos, recuerdos y otras reflexiones

EscribE: talleres de escritura en Palma, Mallorca. Cursos de relato, novela y técnicas narrativas.

EscribE, escuela de escritura. Talleres de relato, novela y escritura creativa en Palma, Mallorca. Para jóvenes y adultos. Te enseñamos las técnicas narrativas que necesitas para ser escritor y publicar tu libro. ¿Te gusta escribir? ¿Quieres aprender a contar relatos que mantengan a todos tus lectores en tensión pero no sabes por dónde empezar? Esta es tu escuela.

Cocinaconmiga

Blog sobre cocina y gastronomía

Letras de colores

Reseñas y recomendaciones literarias de todo tipo de géneros y para todas las edades.

apocalíptik

Preparándonos para el fin del mundo

Etéreo

Pequeñas obras de una amalgama de géneros.

A %d blogueros les gusta esto: