No puedo gritar

Dejé de pensar en escribir un diario del confinamiento cuando me enfrenté a la realidad de mi hospital y a la realidad de mis sentimientos cuando volvía a casa. Hasta entonces había permanecido alerta ante un probable contagio que no fue. Sentí la necesidad inminente de desconectarme de la realidad más absoluto, la del estado... Leer más →

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: