Al otro lado

Vi una mujer llorar. Lágrimas cargadas de cansancio, de impotencia, de amor, de dolor. Vi una mujer llorar cuidando de un hombre que era su tío, un hombre grande y enfermo. Un hombre cargado con más de nueve decenas de años anquilosando su cuerpo, quebrando sus huesos, borrando su mente. Vi unos ojos enrojecidos, una... Leer más →

12 meses de lecturas.

El diario de lecturas que compré en enero acabó en las entrañas de una montaña de libros y cuadernos que se fueron acumulando con el paso de los días. Pese a ello, no ha habido día en que no tuviera entre mis manos algún libro. He de decir que la idea de la editorial Uve... Leer más →

Desolación

He dejado de escribir. Y tú dirás que me ponga a teclear. Lo hice sin lograrlo. Mientras estoy despierta mi mente ha dejado de crear historias, cuando duermo se vuelve activa y los sueños parecen reales. Al despertar, el dolor de cabeza se hace presente y con él la ingesta de una pastilla mas. Demasiadas... Leer más →

¡2 años ya!

Parece que fue hace unos pocos meses cuando escribí el primer post titulado “La playa” y Corazón de Mandarina cumplirá en unos días dos años. ¡Increíble la rapidez con la que pasa el tiempo!. Nació de las cenizas de otros blogs que perecen en los bits perdidos de blogspot, sin objetivos, por puro gusto de... Leer más →

Viajar en pandemia

Viajar hoy no solo es subirse al coche y rodar por las carreteras. A veces todo se complica mucho antes de elegir destino. Recuerdo el verano pasado, con las restricciones por la pandemia, los factores a coordinar antes de salir aumentaron. Ya no solo había que cuadrar días libres con el resto de viajeros, decidir... Leer más →

Leyendo Niadela

Reflexión a propósito de la lectura de un libro que no me acaba de impresionar Me da igual que hoy domingo llueva. Mi plan era quedarme en casa leyendo, escribiendo, cocinando o escuchando música, un paseo por las redes y algún entrenamiento dominical. El encierro pandémico acabó por acostumbrarme a estar alejada de la sociedad... Leer más →

Sin hacer nada hacemos

El bolígrafo reposa al lado del cuaderno. Está cerrado desde hace semanas mientras las jaquecas se repiten día sí y día también. Busco estímulos en videos, libros e incluso en las noticias. Mi imaginación necesita pasear por calles y plazas; beber cafés en bares; observar a madres gritando a niños jugando; descubrir grafiteros alegrando callejones... Leer más →

Instafoto?

Vivimos en lo inmediato. El tiempo que antes se prolongaba durante veinticuatro largas horas, lo aceleramos y, en el mismo tiempo hacemos millones de cosas a una velocidad supersónica. Hemos abandonado la calidad de la elaboración del producto, el mimo, el detalle. Da igual el tipo de cosas que mencionemos. Todo tiene que ser ya.... Leer más →

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: