Fragmentos de enero

Faltan pocos días para que termine el mes de enero. Un mes extraño, resacoso, expectante, un mes de proyectos, un mes perezoso. Sí, para mi enero aún se despereza, le ha costado arrancar y aquí sigue avanzando lentamente. El mes y yo dormitamos en los rescoldos del año que acabó. Este biorritmo aletargado camina con... Leer más →

Roma y el paso del tiempo

En el tercer hueco de la quinta balda coloco las guías de viajes, los planos y las leyendas de lugares en donde una vez estuve o a donde el tiempo no me llevó. No me apresuro. Sé que tardaré años en sacarlos de nuevo de su sitio. Separo y desempolvo sus páginas. En cada libro... Leer más →

Al otro lado

Vi una mujer llorar. Lágrimas cargadas de cansancio, de impotencia, de amor, de dolor. Vi una mujer llorar cuidando de un hombre que era su tío, un hombre grande y enfermo. Un hombre cargado con más de nueve decenas de años anquilosando su cuerpo, quebrando sus huesos, borrando su mente. Vi unos ojos enrojecidos, una... Leer más →

El juego de Félix

El viento susurrante en el desierto, la luz anaranjada y cegadora de un sol saliente, bailes sinuosos, lujuria, tedio, ira. Hammartia alrededor de Félix. No entendía nada, no sabía en dónde estaba. Cerró los ojos y los volvió a abrir, varias veces, cada vez más rápido; luego lentamente hasta lograr abrir los párpados por completo.... Leer más →

La extinción de un pueblo o la recuperación de su cultura

En nuestra ruta, dejamos atrás Ponferrada y su Castillo Templario del siglo XII. Nos vamos hacia Villablino (CL-631), capital de Laciana (Tsaciana nombre tradicional en patsuezo o Ḷḷaciana según la normativa ortográfica de la Academia de la Llingua Asturiana). La carretera cruza varias veces sobre el río Sil, es serpenteante pero no hay demasiado tráfico... Leer más →

Desolación

He dejado de escribir. Y tú dirás que me ponga a teclear. Lo hice sin lograrlo. Mientras estoy despierta mi mente ha dejado de crear historias, cuando duermo se vuelve activa y los sueños parecen reales. Al despertar, el dolor de cabeza se hace presente y con él la ingesta de una pastilla mas. Demasiadas... Leer más →

Fantasía virtual

Tropecé con los textos de un desconocido que atragantaron mi sosiego durante un buen rato, me arañaron el alma. Los releo hasta aprenderlos de memoria. Sus versos recuerdan al viejo escritor ausente, encerrado en su cuerda locura, escupiendo frases con sabor a malta tostada, humo, especies, tierra y barrica. Vuelca la botella y el vaso... Leer más →

Estaré

Viajaré cada día para volver a mí cuando los párpados se cierren. Navegaré entre píxeles y fotones, sin saber qué buscar, encontrando imágenes repletas de mensajes. Pulsaré una tecla para volver a la realidad. Esta Semana Santa, no me pasearé por paraísos desconocidos; no viviré aventuras; no descubriré lugares encantados, ni me subiré a lo... Leer más →

Las olas

Cuando Isabel Pujol tuvo en sus manos, por primera vez, el libro de Virginia Woolf “Las olas”, desconocía mi existencia. En realidad yo nunca conocí a la señora Pujol. Hace dieciocho años que de tarde en tarde, quienes sí la conocieron, me cuentan anécdotas de su vida. Murió un mes antes de que yo conociera... Leer más →

¡2 años ya!

Parece que fue hace unos pocos meses cuando escribí el primer post titulado “La playa” y Corazón de Mandarina cumplirá en unos días dos años. ¡Increíble la rapidez con la que pasa el tiempo!. Nació de las cenizas de otros blogs que perecen en los bits perdidos de blogspot, sin objetivos, por puro gusto de... Leer más →

El alud

Lo hemos pasado francamente mal. Circulábamos a una velocidad normal dadas las circunstancias, llovía y a ratos granizaba. Hasta que giramos aquella curva y todos estaban parados. Al principio pensamos en un atasco, algún coche que le daba miedo circular con el suelo mojado y había reducido la velocidad. Al cabo de un rato apareció... Leer más →

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: