Siguiendo el cauce del río.

Las noches se alargan y se funden con la madrugada. Amanece y el silencio no te despierta. Media vuelta y cuando ya las sábanas se desenredan y el colchón te echa, el sol está en todo lo alto. Y tú tomando el café con leche y tostadas a la hora del vermut. Quien sabe a... Leer más →

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: