Frente al mar

“Aquí yacen Carmen y Severo Ochoa. Unidos toda una vida por el amor. Ahora eternamente vinculados por la muerte”. Levantó la mirada de la lápida, el azul del cielo estaba ahora ensombrecido por un nubarrón gris oscuro. Las olas batían fuerte contra las rocas del acantilado. En el espigón algún pescador recogía los aperos. Amenazaba... Leer más →

Reyes Magos

Después de la cabalgata de Reyes, apagó la tele y se fue a la cocina. Se sento a la mesa sin hablar, y sin que su madre lo tuviera que llamar para que viniera a cenar. En aquellos días no dejaba de hacer preguntas y más preguntas sobre la Navidad, Papa Noel y los Reyes... Leer más →

El bicho

Colás había terminado de atender a los animales. María tenia la olla en el fuego desde primera hora. El olor a pote llegaba hasta la entrada del pueblo. Los dos estaban sentados en el banco que les había hecho Ernesto, conocido entre los vecinos como “el carpinteru”. Ernesto no era carpintero de profesión, pero siempre... Leer más →

Máscaras

Vestidos con bordados; zapatos de charol; trenzas y coletas; pendientes y pulseras. No fue el rosa el color de mi infancia. Los tonos pastel no decoraron mi habitación, tampoco mi vida. Tenía muñecas que nunca saqué a la calle. Una bicicleta con la que daba vueltas a la manzana. Me enseñaron a leer y jugar... Leer más →

Incondicionales

Busca el rayo de sol en el rincón del patio. Se tumba con la cabeza alta y las patas traseras ladeadas. Incapaz de dormirse, vigila atenta mis movimientos. La miro y se levanta. Hace amago de acercarse, para rascarse detrás de la oreja. Continúa su camino hasta mis pies. Vuelve a tumbarse. Mira hacia la... Leer más →

Instafoto?

Vivimos en lo inmediato. El tiempo que antes se prolongaba durante veinticuatro largas horas, lo aceleramos y, en el mismo tiempo hacemos millones de cosas a una velocidad supersónica. Hemos abandonado la calidad de la elaboración del producto, el mimo, el detalle. Da igual el tipo de cosas que mencionemos. Todo tiene que ser ya.... Leer más →

Et trobaré

Hay textos que sólo se pueden escribir con la lengua en la que el corazón habla. Este es uno de ellos.

JAVIER SANCHEZ. EL DE LAS PALABRAS DE JAVIER

No dormo pensant que un dia et trobaré i et podré dir que encara t’estimo, despres de tota una vida.

No dormo pensant, com et diria, que encara sento la caricia de el teu preciós cabell, bru i lluminòs, ondulat com el mar blau dels teus ulls, aquell cabell mogut per la brisa de la nit, quan els dos, recolzats en l’herba, contemplàven els  estels, quan vivíem només amb dues dècades passejant per la nostra pell.

No dormo pensant que et diría que t’he buscat, cada dia y cada nit, entre els meus somnis, entre els meus pensaments, entre els meus records i els meus anhels, doncs volia trobar-te abans de la fi de tot.

I tot axo per que, em sembla mentida, pero encare t’estimo, per que vas ser i ets la memòria de que un dia sí que vaig ser jove.  Ets el que vull trobar. I et…

Ver la entrada original 11 palabras más

Bajo los eucaliptos

No todo ha cambiado en la “nueva normalidad”. Domingo de agosto, cinco y media de la tarde en “El Puntal”. Escondido en la desembocadura de la ría de Villaviciosa, este paraje renace cada verano. Debajo de los eucaliptos se apiñan furgonetas, autocaravanas y automóviles. Mantienen las distancias y sus dueños toman el sol sin mascarilla.... Leer más →

Esquivando los rebotes, viajar en furgo 2020

Viajar, conocer, visitar...mi afición favorita. Todo comienza al comprar los pasajes, habitualmente de ferry. El destino final será Asturias. Queda por planificar la ruta que nos llevará hasta allí. Como un explorador, desplegamos mapas y libros. Buscamos lugares desconocidos o a los que volver por algún motivo concreto. Simulamos distancias y recorridos en el ordenador... Leer más →

En la playa

Segunda parte de “La fiesta” Mi mano izquierda se deslizaba sobre la piel aterciopelada, llegando con la yema de los dedos a dónde la vuelta atrás era casi imposible. La excitación carecía de sentido racional. Alguna vez me había imaginado como podía ser acariciar a una igual a mi, y sin poder evitarlo mis dedos... Leer más →

La fiesta

El graznido de las gaviotas, el tintineo de los cabos y las olas chocando contra el casco eran los únicos sonidos que rebotaban en mi cerebro produciendo un eco doloroso que se iba deshaciendo a medida que transcurrían los minutos

Frente al olmo

Bajo el olmo II El silencio no se calla, las voces atronan en el estómago y el puño comprime un par de dedos por debajo del esternón. Nadie se está muriendo. Pero muchos agonizan ante la impotencia de no poder cambiar la realidad. Ansiedad. Las cigarras frotan sus patas hasta suicidarse en estos días de... Leer más →

Bajo el olmo I

Buscaba alcanzar la luna y por las tardes se dejaba acariciar por el sol. Temeroso de las tormentas, lloraba en cuanto las nubes se tornaban de gris oscuro y los pájaros revoloteaban inquietos de un lado a otro. Solía mirar al suelo buscando al ejército de hormigas alineadas de a una, o tal vez de... Leer más →

Tempus fugit

Estos días vivo de recuerdos y sueños Un paseo por el mar y un beso Me visita el pasado Llamo al futuro Contesta el presente Lluvia que moja un abrazo Lágrima que brota del vacío Mi grito es mudo Mi sueño húmedo Tus dedos acarician los míos Los míos quieren acariciar tu cuerpo Silencio, silencio,... Leer más →

En el patio

Los troncos contra la pared, esperan amontonados, unos al lado de otros, haciendo un monton, asomando sus aros. Son troncos de acebuche, de almendro, de algarrobo. Los hay de todos los grosores, perfectamente cortados, a la misma longitud. Están secos. Se secaron antes de que llegara el invierno. Este invierno ya no se quemarán en... Leer más →

No puedo gritar

Dejé de pensar en escribir un diario del confinamiento cuando me enfrenté a la realidad de mi hospital y a la realidad de mis sentimientos cuando volvía a casa. Hasta entonces había permanecido alerta ante un probable contagio que no fue. Sentí la necesidad inminente de desconectarme de la realidad más absoluto, la del estado... Leer más →

Sin mascarilla

Creía haber olvidado que mi compañera de vuelo se había puesto una mascarilla quirúrgica poco despues de despegar. La falta de ese descaro necesario para decir lo que realmente se piensa me impidió preguntarle el por qué se la puso cuando despegabamos y no antes. No lograba encontrar una respuesta, así que decidí que mejor... Leer más →

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: