Fantasía virtual

Tropecé con los textos de un desconocido que atragantaron mi sosiego durante un buen rato, me arañaron el alma. Los releo hasta aprenderlos de memoria. Sus versos recuerdan al viejo escritor ausente, encerrado en su cuerda locura, escupiendo frases con sabor a malta tostada, humo, especies, tierra y barrica. Vuelca la botella y el vaso... Leer más →

La lavandería

Al despertarse y no encontrar a su dueña, la vieja Tula se meo sobre el edredón. La caniche era el bebé que María no pudo tener. El mismo animal se portaba como tal, dependiendo en todo momento de su dueña. Desde que había llegado a la casa con tres meses de vida, la perrita no... Leer más →

El alud

Lo hemos pasado francamente mal. Circulábamos a una velocidad normal dadas las circunstancias, llovía y a ratos granizaba. Hasta que giramos aquella curva y todos estaban parados. Al principio pensamos en un atasco, algún coche que le daba miedo circular con el suelo mojado y había reducido la velocidad. Al cabo de un rato apareció... Leer más →

El sofá verde

Allí estaba, recostado en el sofá verde. El mueble desvencijado por el paso de los años; deslucido, en su segunda vida. En el rincón de aquella sala oscura y llena de historias. Historias de pantalla plana y de papel. Porque entre aquellas paredes nunca sucedía algo que no fueran películas o novelas. Tal vez algún... Leer más →

El ágape

Aquella mañana de verano, Nadia se sentía especialmente inquieta. No era un sábado cualquiera, era el primer sábado de julio. Lucía el sol en lo alto y el café desprendía un aroma embriagador por toda la casa. Calentó un cuarto de taza de leche en el microondas, y la mezcló con el café de tueste... Leer más →

Libertad entre rejas

Cimbrean los olmos al paso de la Tramontana. Atraviesan los rayos del sol de primavera entre el follaje verde. Miro al cielo. Cierro los ojos. Visualizo en mi mente el lugar mágico, de sueños cumplidos y lleno de paz. Inspiro, se llenan de aire los pulmones, hasta ahora contraídos del aire corrupto de la ciudad.... Leer más →

El bicho

Colás había terminado de atender a los animales. María tenia la olla en el fuego desde primera hora. El olor a pote llegaba hasta la entrada del pueblo. Los dos estaban sentados en el banco que les había hecho Ernesto, conocido entre los vecinos como “el carpinteru”. Ernesto no era carpintero de profesión, pero siempre... Leer más →

Instafoto?

Vivimos en lo inmediato. El tiempo que antes se prolongaba durante veinticuatro largas horas, lo aceleramos y, en el mismo tiempo hacemos millones de cosas a una velocidad supersónica. Hemos abandonado la calidad de la elaboración del producto, el mimo, el detalle. Da igual el tipo de cosas que mencionemos. Todo tiene que ser ya.... Leer más →

Frente al olmo

Bajo el olmo II El silencio no se calla, las voces atronan en el estómago y el puño comprime un par de dedos por debajo del esternón. Nadie se está muriendo. Pero muchos agonizan ante la impotencia de no poder cambiar la realidad. Ansiedad. Las cigarras frotan sus patas hasta suicidarse en estos días de... Leer más →

Bajo el olmo I

Buscaba alcanzar la luna y por las tardes se dejaba acariciar por el sol. Temeroso de las tormentas, lloraba en cuanto las nubes se tornaban de gris oscuro y los pájaros revoloteaban inquietos de un lado a otro. Solía mirar al suelo buscando al ejército de hormigas alineadas de a una, o tal vez de... Leer más →

En el patio

Los troncos contra la pared, esperan amontonados, unos al lado de otros, haciendo un monton, asomando sus aros. Son troncos de acebuche, de almendro, de algarrobo. Los hay de todos los grosores, perfectamente cortados, a la misma longitud. Están secos. Se secaron antes de que llegara el invierno. Este invierno ya no se quemarán en... Leer más →

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: