¿Ferias de libros o de librerías?

Coincidiendo con el buen tiempo, editoriales y libreros sacan los libros de los almacenes para trasladarlos a las casetas de las ferias. En estas exposiciones de títulos surge la oportunidad de la dedicatoria del autor, de la presentación del último libro, de debates entorno a la literatura y actividades lúdicas entorno al fomento de la lectura. Pero no todos tienen la oportunidad de dar a conocer su trabajo. Estratégicamente se ven más los mas vendidos en ediciones anteriores o los que es lo mismo, a los que las campañas publicitarias les ha dado mas bombo

Una feria del libro debería ser algo más que airear toneladas de papel y cartón, contactar con agentes literarios y programar las firmas de autores. ¿Dónde está la creatividad? ¿En qué se invierten las subvenciones de cultura? ¿Dónde está el ingenio? ¿A quién se vende? ¿Qué se vende?

La semana pasada, me di un garbeo por LibrOviedo. La feria del libro ovetense se organizó en Trascorrales, un edificio emblemático de la capital asturiana, construido entre 1864 y 1866 y situado en la plaza del mismo nombre.

Esta feria del libro, carente de casetas, aglutinó al elenco librero y literario en el mismo edifico. Echando a faltar producción literaria en la lengua propia de la tierra, tan marginada por el españolismo recalcitrante que aún existe en estos ámbitos culturales, me supo a poco el tiempo estipulado para los debates. Para ello, el espacio estaba bien diferenciado pudiendo disfrutar de eventos que se realizaban simultáneamente. Mientras se realizaban coloquios o presentaciones de libros, los visitantes pudimos recorrer los espacios libreros con las novedades de las editoriales o acercarnos a la mesa en donde los escritores firmaban ejemplares.

El espacio resultó acogedor; decorado con sencillez, sin ostentaciones podría catalogarse de elegante; acorde con la ciudad. La acústica era buena y permitía seguir con claridad las intervenciones de los escritores invitados.

Acostumbrados a los mega eventos, he de confesar que al principio me pareció escaso el número de “puestos” de venta de libros. Sin embargo la imagen de unidad que ha conseguido la organización ha evitado el protagonismo exacerbado de marcas libreras y organismos varios. Molestaba el panel led gigante tras el asiento de los tertulianos, no importaba tantos excesos.

Las comparaciones son odiosas pero no por ello deben evitarse. Comparo el saber hacer de la organización de LibrOviedo con lo que hoy se puede ver en las ferias del libro de Madrid o de Palma. La cantidad y la calidad no tienen por qué ser proporcionales. En dos kilómetros de exposición de librerías y editores caben muchos miles de libros. En doscientos metros, también hay lugar para la reiteración de títulos y autores sin un compromiso organizativo.

Las ferias de libros siguen siendo sucursales de librerías y editoriales, al aire libre, relegando a los escritores a una mesa en un rincón en donde, en el mejor de los casos le ponen una pila de sus libros y un boli.

Último sábado del mes de mayo. En Palma el tiempo invita a pasear y las terrazas están llenas; turistas y lugareños se mezclan.

Llego al paseo del Born a esa hora en la que muchos ya se fueron a comer y otros, rezagados, apuran el vermú en las terrazas del mismo paseo. A menos de cinco metros de esas mesas han plantado las casetas de la feria del libro que organiza El Gremi de Llibreters de Mallorca. Hay poca gente y espacio suficiente para que los clientes de las terrazas y los oteadores de libros no nos molestemos demasiado. Me resulta un entorno parasitario, sin saber bien quién quiere beneficiarse de quien.

Las librerías han rellenado sus puestos de panel sándwich, uno tras otro. Impersonales construcciones sin ningún tipo de originalidad y cobradas por el organismo competente.

Tras las esfinges veo el cartel anunciador, a la izquierda, no muy grande, no sea que se vea de lejos y el espacio colapse. Y ahí comienzan las casetas de los libreros y de alguna que otra entidad cultural, apiñadas y sin espacio para respirar.

La distancia social de metro y medio ha dejado de preocupar y me voy rozando con el resto de visitantes, pero estamos al aire libre y las mascarillas sólo son obligatorias en establecimientos sanitarios y transportes públicos.

Libros en castellano, algunos en catalán, muy pocas o ninguna obra traducida y por supuesto nada en la lengua de los turistas (inglés, alemán, italiano, francés, ruso…) que llenan las calles de la ciudad en estos días. Supongo que la feria del libro no está incluida en los circuitos de los turoperadores. Claro que pasear por el Borne a treinta grados es un acto de devoción. Ni una ráfaga de brisa marina para refrescar el paseo entre los mas vendidos.

¿Y los autores noveles? ¿Y los autoeditados? ¿Y los libros de segunda mano? ¿Y los libros antiguos?

La feria del Libro de Palma y su 40 aniversario me ha decepcionado. Quizás fuera porque llegué a una mala hora; a la hora en que las casetas cierran para ir a comer de dos a cinco…

Las ferias del libro deberían pasar a llamarse ferias de libreros y editores o simplemente anunciar que algunas librerías salen a la calle a vender sus stocks de libros.

Y demos gracias de que en la era del mundo digital y el libro electrónico, el libro en papel tenga presencia en las calles de nuestro país, reivindicando año a año, la permanencia de este soporte ante las continuas crisis que padece el mundo cultural de este país. Pero, por favor, seamos un poco creativos y busquemos formulas para atraer a los no lectores, a los no compradores. Demos protagonismo al libro como algo mas que un producto de compra venta.

Vídeos propios:

Feria del Libro de Palma

LibrOviedo

Anuncio publicitario

3 comentarios sobre “¿Ferias de libros o de librerías?

Agrega el tuyo

  1. Al margen de coincidir con tus opiniones sobre las ferias de libros, me gustó mucho el vídeo sobre LibrOviedo, ciudad que -siendo de León- conozco, pero que no recuerdo este espacio tan sigular donde se llevó a cabo ¿? Gracias por todo. Salud.

    Me gusta

    1. Gracias Julio por tus palabras.
      La plaza de Trascorrales está justo detrás del Ayuntamiento. El edificio dónde se realizó la feria, antiguamente era una pescadería. Lo convirtieron en espacio cultural hace años y casi siempre tienen exposiciones muy interesantes.
      No dudes en pasearte por las calles aledañas, es la parte más antigua de Oviedo

      Me gusta

  2. Siento muy acertado tu post y soy de la misma opinión: año a año, lugar tras lugar, las ferias del libro se convierten en meras librerías al sol (y la lluvia cuando hace mal tiempo), pero deja mucho que desear el ambiente de libro propiamente dicho. Y de escritores. Uno echa de menos más actividades, instancias de conversación y, sobre todo, apertura hacia los escritores menos famosos o más recientes. Incluso resulta incómodo para los escritores que asisten a firmar sus libros, pues deben hacerlo de cualquier manera, apoyándose en los stands y sin mucho espacio para unas breves palabras con sus lectores. Como bien dices, las ferias deberían ser una instancia más dinámica, más entretenida, pues las nuevas generaciones son más audiovisuales y los ebooks y las plataformas digitales terminarán siendo mucho más atractivos. Si queremos que los libros sigan siendo la vía preferida de lectura para las antiguas y las nuevas generaciones, hay que renovarse y volverse más creativos. Un abrazo apretado.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

El Sello del Escritor

El sello del escritor es su propia voz, su marca personal, el estilo que lo define y lo distingue del resto.

María en su guarida

Blog literario

Contar es vivir (te)

Si tienen curiosidad será un placer compartirme con ustedes

El jardín del sur

Portal literario

Puertas de Tannhäuser

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

Julietajimz

Blog personal

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

Blog de un Hombre Superfluo

“Me encanta hablar de nada, es de lo único de lo que sé algo” Oscar Wilde.

Tercer Cajón

Versos, historias y reflexiones

Escrito En Prosa

Relatos, recuerdos y otras reflexiones

EscribE: talleres de escritura en Palma, Mallorca. Cursos de relato, novela y técnicas narrativas.

EscribE, escuela de escritura. Talleres de relato, novela y escritura creativa en Palma, Mallorca. Para jóvenes y adultos. Te enseñamos las técnicas narrativas que necesitas para ser escritor y publicar tu libro. ¿Te gusta escribir? ¿Quieres aprender a contar relatos que mantengan a todos tus lectores en tensión pero no sabes por dónde empezar? Esta es tu escuela.

Cocinaconmiga

Blog sobre cocina y gastronomía

Letras de colores

Reseñas y recomendaciones literarias de todo tipo de géneros y para todas las edades.

apocalíptik

Preparándonos para el fin del mundo

Etéreo

Pequeñas obras de una amalgama de géneros.

A %d blogueros les gusta esto: