La cita

Las hojas secas caían en la acera mojada. El cielo parduzco amenazaba con otra tormenta. Ante mí, pasaban caminantes gachos con miradas ensimismados en lecturas digitales. La terraza estaba tan vacía como mi estómago. No tenía hambre, tampoco necesitaba beber. Quería entretener los minutos hasta encontrarme con él. Pedí un refresco. No sé si fueron los cubitos o el viento del norte los que enfriaron mis pensamientos. La ilusión que sentí al planificar la cita se había desvanecido. Era demasiado tarde para huir. El rostro que había conocido en la aplicación estaba a diez pasos de mí. Un mal presentimiento me aterrorizó. “Ahuyenta los malos presagios, no dejes jugar a tu imaginación” repetí como quien repite un mantra. Sonreí con el gesto forzado de la actriz exitosa. Él me deslumbró con una dentadura exageradamente blanca. De hecho fue lo único que me sorprendió. Su aspecto era tan vulgar como cualquier otro. Sus vaqueros desgastados por el uso y su camiseta de cuellos raídos no me decían nada, ni siquiera había un estampado con alguna frase sacada de una canción, nada, un triste gris sin matices. Poco se correspondía con las fotos posadas de la aplicación de citas en la que lo conocí.

“Y ahora ¿de qué hablo yo con este?”

Él rompió el silencio con los tópicos de quien no sabe de qué hablar. “Se ha puesto frío”, “vaya tarde que se ha quedado”, “¿Me dijiste que te gustaba la fotografía? Yo soy muy malo haciendo fotos a los colegas”

Mi mente se iba a cualquier lugar lejos de allí, intentaba reconducirla recordando alguno de los temas que le interesaban. “Dios mío qué coño hago yo aquí… ¿Cuáles eran sus hobbies favoritos?… Ay que ni de eso me acuerdo“

Miré sus ojos. No había chispa o se había acabado el gas. Su iris era tan marrón como el color de las hojas muertas que había en la acera. Me fijé en sus manos. Tenía las uñas amarillentas y mordidas, rodeadas de pellejos, las yemas de los dedos estaban enrojecidas e hinchadas. Eso sí, la piel fina como la de un bebe. “¿De qué me dijo que vivía?”

Cuando acercó su cara se había acercado para llamar mi atención, el olor a tabaco negro que salía de su boca al hablar, me produjo una fuerte náusea que intente disimular. Tomé mi refresco y fingiendo haber recibido un mensaje urgente, me disculpé y cuando estaba a punto de contarme el por qué de que el Barça había perdido contra el Madrid me fui. Aquella realidad no era la que buscaba. Todo era más sencillo en mi imaginación, en los libros y en las conversaciones virtuales en donde controlaba todo con un clic.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

El Sello del Escritor

El sello del escritor es su propia voz, su marca personal, el estilo que lo define y lo distingue del resto.

María en su guarida

Blog literario

Contar es vivir (te)

Si tienen curiosidad será un placer compartirme con ustedes

El jardín del sur

Portal literario

Puertas de Tannhäuser

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

Julietajimz

Blog personal

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

Blog de un Hombre Superfluo

“Me encanta hablar de nada, es de lo único de lo que sé algo” Oscar Wilde.

Tercer Cajón

Versos, historias y reflexiones

Escrito En Prosa

Relatos, recuerdos y otras reflexiones

EscribE: talleres de escritura en Palma, Mallorca. Cursos de relato, novela y técnicas narrativas.

EscribE, escuela de escritura. Talleres de relato, novela y escritura creativa en Palma, Mallorca. Para jóvenes y adultos. Te enseñamos las técnicas narrativas que necesitas para ser escritor y publicar tu libro. ¿Te gusta escribir? ¿Quieres aprender a contar relatos que mantengan a todos tus lectores en tensión pero no sabes por dónde empezar? Esta es tu escuela.

Cocinaconmiga

Blog sobre cocina y gastronomía

Letras de colores

Reseñas y recomendaciones literarias de todo tipo de géneros y para todas las edades.

apocalíptik

Preparándonos para el fin del mundo

Etéreo

Pequeñas obras de una amalgama de géneros.

A %d blogueros les gusta esto: