Caparazón acolchado

Algunas tardes de invierno, te recuerdo al salir del colegio, vestida con tu uniforme azul marino. De andares pausados y espalda recta, caminando al lado de un señor mayor en edad, alto, de espalda ancha y pelo cano, bigote serio y ojos atentos.

Supe siempre quien eras pero no te hablé hasta que la vida nos cruzó.

Aquel hombre dejó de estar y tu mirada se ausentó para siempre. Algunas veces intento recordar como eras antes de que aquello pasara, y a mi mente vienen los sábados de bares buscando la diversión para ahogar el tedio semanal.

Un cuerpecito con piel suave y mirada atenta adelantó el final de tu adolescencia. Apenas sabías cuidarte y te viste con la mayor misión de tu vida en los brazos. Por fin vi una sonrisa que despistaba la mirada triste y llena de miedo. Las cosas no eran fáciles y pocos estaban dispuestos a cuidar de ti y de la pequeña. Cada uno su vida y tú sin manual de instrucciones para caminar por aquel camino empedrado.

El caparazón donde escondiste tus inseguridades fue creciendo y sin pensarlo decidiste convertirlo en un espacio confortable en donde permanecer segura, sin agresiones, sin juicios, sin odios… Y allí reinaba el amor y todo estaba a tu medida.

De tanto en cuando necesitabas el aire fresco en tu cara. Salías y al poco tiempo volvías corriendo a tu Mundo porque allá fuera nada era como tú querías que fuera, como habías leído en los libros, nada era como había sido en tu niñez.

Y pasaron los años y a medida que el cascarón se agrietaba buscabas armas para defenderte. La cruda realidad, la del desamor, la decepción, el abandono y la muerte entraban sigilosamente por aquellas grietas. Te diste cuenta que no estabas a salvo. Que la vida se empeñaba en hacerte daño y que lo peor estaba por llegar y llegaría muy pronto. Fue entonces cuando decidiste olvidar los consejos y enseñanzas de la juventud. Habías contenido demasiada rabia, demasiada impotencia, demasiada envidia, incluso odio. Y sin saberlo fuiste cambiando la dulzura por la sinceridad que durante tanto tiempo habías escondido. Una explosión de sentimientos encontrados alcanzó a quienes no estábamos preparados para toparnos con la realidad de quién vive aprisionada en su propia historia. Y un día dijiste “pues ahora digo lo que pienso y punto”. Aquella frase fue clave para que me diera cuenta de que la vida de los demás pasa demasiado rápido para mí y sin apenas rozarme. Aquel día pensé en cuantos reproches había envueltos en comentarios vacíos que seguramente llegaron a ti como puntas de lanza. Y ya en el otoño de la vida me doy cuenta de que no es recuperable el tiempo perdido y que los caminos se eligen según vienen las tormentas. Que el cariño y la amistad verdadera aguanta huracanes, terremotos y palabras cizañeras inclinan la balanza de la fraternidad volviéndola con el tiempo al centro.

Y sigo aquí, sin caparazón agrietado, en la distancia, pendiente de ti, porque como tú, no quiero que me hagan sufrir.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

Contar es vivir (te)

Si tienen curiosidad será un placer compartirme con ustedes

El jardín del sur

Portal literario

Puertas de Tannhäuser

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

Julietajimz

Blog personal

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

Blog de un Hombre Superfluo

“Me encanta hablar de nada, es de lo único de lo que sé algo” Oscar Wilde.

Tercer Cajón

Versos, historias y reflexiones

Escrito En Prosa

Relatos, recuerdos y otras reflexiones

EscribE: talleres de escritura en Palma, Mallorca. Cursos de relato, novela y técnicas narrativas.

EscribE, escuela de escritura. Talleres de relato, novela y escritura creativa en Palma, Mallorca. Para jóvenes y adultos. Te enseñamos las técnicas narrativas que necesitas para ser escritor y publicar tu libro. ¿Te gusta escribir? ¿Quieres aprender a contar relatos que mantengan a todos tus lectores en tensión pero no sabes por dónde empezar? Esta es tu escuela.

Cocinaconmiga

Blog sobre cocina y gastronomía

Letras de colores

Reseñas y recomendaciones literarias de todo tipo de géneros y para todas las edades.

apocalíptik

Preparándonos para el fin del mundo

Etéreo

Pequeñas obras de una amalgama de géneros.

Acuarela de palabras

Compartiendo lecturas...

A %d blogueros les gusta esto: