Paseando por…

El Monasterio de Cura

Casi desde cualquier punto de la isla de Mallorca se puede ver el Puig de Randa o como es mas conocido “Cura”. Es un lugar emblemático para los mallorquines y un destino para los turistas por las vistas que se pueden admirar de toda la isla. Destacan, en el sur, la isla de Cabrera; en dirección norte, la magnífica escena del Pla de Mallorca para poder contemplar y adivinar más de veinticinco pueblos, y orientados hacia el oeste, la Sierra de Tramontana, declarada patrimonio de la humanidad, y la grandiosa Bahía de Palma.
Durante el ascenso a esta montaña es habitual encontrar ciclistas y senderistas, especialmente los fines de semana. Está situada en la parte meridional del Pla de Mallorca, en el término municipal de Algaida.
El Santuario de Nuestra Señora de Cura o Monasterio de Cura, corona la cima a 543 m de altitud. Es la elevación de mayor altura del centro de la isla y se considera una de las montañas sagradas de Mallorca. Sobre esta montaña de perfil suave, se encuentra el santuario de la Virgen de Cura, que adquirió notoriedad en el siglo XVI. Entró en decadencia en el siglo XIX y fue restaurado a principios del siglo XX por el obispo Pere Joan Campins. Los frailes terciarios regulares franciscanos se hicieron cargo de él en 1913 e instalaron allí el noviciado de Mallorca. Actualmente permanece allí una pequeña comunidad de monjes; hay un bar, un restaurante y una hospedería para los peregrinos y visitantes. En la vertiente sureste de esa verdadera «montaña sagrada» de gran tradición eremítica hay dos santuarios más: el de Sant Honorat (fundado en 1394) y el de Gràcia (fundado en 1497).
Esta montaña ha sido declarada Área Natural de Especial Interés.
Las leyendas, los rastros de culto y las hipótesis sobre su habitabilidad nos sumergen en el misterio de la historia. Cerca de la cima hay restos de un castillo de defensa del período islámico y desde la conquista de Jaime I (1229) hay indicios de que la montaña –que aún conserva cuevas, eremitorios y santuarios- era un espacio ideal para experimentar una vida ascética y contemplativa. La primera referencia documental que confirma esta hipótesis aparece en la Vida Coetania –la autobiografía de Ramon Llull, escrita en 1311.
Ramon Llull (1232-1316) habría recibido la “Iluminación” divina en este lugar, en torno a 1274, según explica en la obra citada. Desde este lugar habría iniciado su intensa y extensa trayectoria intelectual y misionera, dedicada a trabajar a favor de un nuevo orden mundial, la reforma de la Iglesia y habría introducido un sistema filosófico innovador. Un modelo de pensamiento que desde finales del siglo XIII hasta el siglo XXI ha sido objeto de estudio y de inspiración en todos los campos del saber. Durante la segunda mitad del siglo XIV, el lugar se consolidó como espacio religioso, como lugar de veneración y de referencia contemplativa. Los seguidores de Llull se sentían atraídos por el lugar y continuaron el proyecto inicial de su maestro, un eremitorio y un ambiente para el saber. En 1394, el obispo de Mallorca Luis de Prades, testificaba que algunos eremitas residían de forma permanente en el entorno.
Desde el siglo XV hasta el primer tercio del siglo XIX, el minúsculo eremitorio luliano dio paso a un santuario dedicado a Nuestra Señora de Cura, cuya imagen de piedra de finales del XV se venera en el oratorio. Junto al oratorio se conserva la Escuela de Gramática, fundada primero como Escuela Luliana (Pere Joan Llobet) y después por diversos mecenas y humanistas de los siglos XV y XVI, hasta convertirse en una de las tres grandes Escuelas de Gramática de Mallorca, en este caso sufragada por los Jurados de la Ciudad. El Santuario de Cura ha compaginado durante siglos una triple dimensión: la devoción mariana, la devoción luliana y el saber. El Aula de Gramática, construida en el siglo XVII, y el oratorio mariano, conforman el principal patrimonio de un pasado glorioso. Por su ubicación, en el centro de la isla, y por sus características físicas, el lugar fue el centro de importantes celebraciones de religiosidad popular, vinculada a la economía agraria, como la “bendición de los frutos”, cuyo origen se remonta a la época medieval y está documentado desde el siglo XVI.
Al desaparecer la Escuela de Gramática (en torno a 1830), el lugar entró en una fase de deterioro. El culto a la Virgen y las celebraciones durante el año litúrgico eran pocos, y los sacerdotes encargados del santuario no podían mantenerse en el lugar. Durante setenta años la construcción sufrió un proceso de descomposición notable, como puede constatarse en las colecciones de fotografías de comienzos del siglo XX.
En el verano de 1913, el obispo de Mallorca, Pere Joan Campins encargó a los Franciscanos de la Tercera Orden Regular (TOR) la reconstrucción del lugar y la restauración del culto a la Virgen y la recuperación de la devoción a Ramón Llull. Desde hace poco más de cien de años, la TOR ha transformado el lugar en un santuario moderno. La construcción del convento actual, la hospedería y las dependencias del Santuario se inició en 1947. La imagen de la virgen fue objeto de la coronación pontificia en 1955. El restaurante actual y las dependencias del cuerpo superior corresponden al convento inaugurado en 1956, como sede del noviciado de la Tercera Orden Regular. El licor Randa, con fórmula patentada por los franciscanos de la TOR, constituye uno de los productos propios que el visitante puede seguir degustando hoy.

RAMON LLULL EN EL PUIG DE RANDA
Ramon Llull se retiró al Puig de Randa cuando tenía unos treinta años. Allí hizo vida de ermitaño dentro de una cueva, se entregó a la meditación y se iluminó. Según la tradición fue en Randa donde decidió escribir el Ars, su gran obra, en la que expuso un ambicioso sistema filosófico de alcance universal destinado a encontrar la verdad. Después de escribir sus primeros libros en el monasterio de La Real (Palma) regresó a Randa para dar gracias a Dios. La cultura popular de Mallorca recoge una leyenda relacionada con su estancia en Randa: la existencia de la «mata escrita», un lentisco cuyas hojas estarían llenas de líneas y puntos que, en algún código oriental, reflejan las palabras dictadas por Dios al maestro iluminado.

«Cura», un lugar mágico en el corazón de Mallorca. Video de: Corazón de mandarina

Fuente:

http://www.santuaridecura.com/historia/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

Contar es vivir (te)

Si tienen curiosidad será un placer compartirme con ustedes

El jardín del sur

Portal literario

Puertas de Tannhäuser

Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente existe, eso es todo.

Julietajimz

Blog personal

www.casasgredos.com

Alojamientos rurales en Avila y Provincia. Tlf.920206204/ 685886664

Blog de un Hombre Superfluo

“Me encanta hablar de nada, es de lo único de lo que sé algo” Oscar Wilde.

Tercer Cajón

Versos, historias y reflexiones

Escrito En Prosa

Relatos, recuerdos y otras reflexiones

EscribE: talleres de escritura en Palma, Mallorca. Cursos de relato, novela y técnicas narrativas.

EscribE, escuela de escritura. Talleres de relato, novela y escritura creativa en Palma, Mallorca. Para jóvenes y adultos. Te enseñamos las técnicas narrativas que necesitas para ser escritor y publicar tu libro. ¿Te gusta escribir? ¿Quieres aprender a contar relatos que mantengan a todos tus lectores en tensión pero no sabes por dónde empezar? Esta es tu escuela.

Cocinaconmiga

Blog sobre cocina y gastronomía

Letras de colores

Reseñas y recomendaciones literarias de todo tipo de géneros y para todas las edades.

apocalíptik

Preparándonos para el fin del mundo

Etéreo

Pequeñas obras de una amalgama de géneros.

Acuarela de palabras

Compartiendo lecturas...

A %d blogueros les gusta esto: