No puedo gritar

Dejé de pensar en escribir un diario del confinamiento cuando me enfrenté a la realidad de mi hospital y a la realidad de mis sentimientos cuando volvía a casa. Hasta entonces había permanecido alerta ante un probable contagio que no fue.

Sentí la necesidad inminente de desconectarme de la realidad más absoluto, la del estado puro de los pacientes, de los trabajadores de la sanidad, de las cifras y de la falta de material. De nada servía, ni sirve, gritar que pongan medios de protección cuando no hay. De nada sirve que hay que proteger a la población y a los propios enfermos que aún no han sido presa del virus devorador. Gritos en el desierto e impotencia. Como la impotencia que vivo cada mañana al recibir noticias oficiales. ¿Tiro la toalla? ¿Qué puedo hacer? Nunca me asustó el contagio, ni de covid 19 , ni de TBC, ni HIV, ni de los miles de virus que pululan por el hospital y por la calles. Me asusta la impotencia, la inacción. Me dan terror las lágrimas que derramo al llegar a casa. Cifras que no decrecen, compañeros que aumentan en positivos de PCR. Busco respuestas en la información y nadie da una explicación clara, un porque, un hasta cuándo, una solución. Las hipótesis me matan.

Mi cabeza permanece bajo el ala de esa avestruz en la que a veces me convierto o me obligan a convertirme. Y es que me gustaría tanto poder tener poderes y, con una varita mágica que no tengo, dar unos golpecitos y hacer que todo termine, y que termine bien, y que recuperen la vida, y que todos se abracen a la familia o a los amigos, o que no se abracen pero que puedan respirar el aire puro que ahora, en estos días, es mas puro.

Del cautiverio no siento ansiedad. Siempre fui de estar en casa. Mi vida me enseñó a permanecer sin ir a jugar con los niños al parque, tampoco recuerdo cumpleaños de otros amiguitos, no tuve infancia en la calle. Mi infancia transcurrió recluida de casa en casa y también en mi casa. Así aprendí a entretenerme con cosas, con cualquier cosa, desde la radio hasta imaginar otros mundos, otras historias o esconderme bajo las faldas de una mesa capilla en la que no había brasero.

En mi adolescencia entraba y salía, pero entraba mas que salía. Entraba con amigas que reían y cantaban sentadas en el sofá de aquella diminuta salita, en donde celebrábamos cualquier cosa o ninguna, pero en lo que mas importante era estar juntas porque éramos amigas.

Puedo permanecer días leyendo, escribiendo, cocinando, o plantando esquejes de las pocas plantas que tengo en mi patio. Alguna película. He descubierto que en Instagram también recitan poesía y que los cantautores que aún no se han llenado los bolsillos o que no se han vendido a gobiernos, dan conciertos para hacer más corta la falta de libertad.

No salgo a dar aplausos a los sanitarios. Porque fuimos recortados y maltratados por dos gobiernos que no supieron valorar nuestro trabajo, porque entonces no fuimos héroes como tampoco lo somos ahora. Porque no quiero homenajes para limpiar conciencias que no vieron ni reconocieron lo importante de una sanidad pública y de calidad, garante de la salud de todos nosotros.

Sábado y domingo, no quiero saber la realidad de muertos , de infectados, de pacientes en UCI o de aviones que aterrizan prometiendo material.

No dudo del esfuerzo de los políticos, ni de los gestores de la sanidad. No critico a los ciudadanos que sacan a su perro a pasear una docena de veces al día. Tampoco las multas a quien no cumple la ley. No culpo a nadie hoy. Culpo a los de ayer, a los que se cargaron todo. Culpo a quien no nos oyeron. Culpo a los que buscan como locos personal que sustituya a los que yacen en las camas de los mismos hospitales en donde dejaron su vida todos estos años de escasez .

Y sigo aquí, frente a la pantalla. Porque sólo nos queda la palabra y la esperanza. Con la humedad permanente en unos ojos que languidecen, con el corazón oprimido y ese dolor en el pecho que no se va, ese dolor de impotencia y ansiedad de una batalla perdida contra gigantes que no son molinos en soledad.

Mi grito está mudo y sólo quiero evadirme a otros mundos, a otros pasados o a otros futuros, pese a que el futuro …sabe Dios que pasará en el futuro.

Un comentario sobre “No puedo gritar

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

LOS ESCRITOS DE XAVIER

BLOG LIBRE, SIN ESPECIALIZACIÓN.

La libreta de Nani

Todas las historias son mías pero no todas son mi historia

Poesias y sentimientos

Laura Muñoz Amarillo | Poeta de poesías y sentimientos. Nací en la bella ciudad de Elda, provincia de Alicante en España un 10 de Julio de 1937 y estos son mis escritos desde el corazón.

Ale Meza Fourzan

Blog literario

Rafalé Guadalmedina

Relatos empolvados e infames bocachancladas en el filo entre la gloria y la vergüenza ajena.

Apalabrando los días

Isabel F. Bernaldo de Quirós Blog literario

Hablando con letras

Un encuentro para todos los lectores

infomag.es

lifestyle & urban subculture Magazine

REFLEXIONES del AHORA

Cultura y Conocimiento en RdA Podcast

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

Te Ubicás

Blog sobre mis viajes, te aconsejo antes de planificar tu próximo destino.

Ángel Miguel, fotógrafo de ilusiones.

En esos momentos donde fotografiando “paramos” el tiempo, busco expresar mi ilusión por este lenguaje, mi deseo es que ellas hablen por mí.

Corazón de mandarina

Espacio de relatos y otras letras

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

LOS ESCRITOS DE XAVIER

BLOG LIBRE, SIN ESPECIALIZACIÓN.

La libreta de Nani

Todas las historias son mías pero no todas son mi historia

Poesias y sentimientos

Laura Muñoz Amarillo | Poeta de poesías y sentimientos. Nací en la bella ciudad de Elda, provincia de Alicante en España un 10 de Julio de 1937 y estos son mis escritos desde el corazón.

Ale Meza Fourzan

Blog literario

Rafalé Guadalmedina

Relatos empolvados e infames bocachancladas en el filo entre la gloria y la vergüenza ajena.

Apalabrando los días

Isabel F. Bernaldo de Quirós Blog literario

Hablando con letras

Un encuentro para todos los lectores

infomag.es

lifestyle & urban subculture Magazine

REFLEXIONES del AHORA

Cultura y Conocimiento en RdA Podcast

Solo tu lo sabes

Relatos eróticos para mujeres y hombres.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

Te Ubicás

Blog sobre mis viajes, te aconsejo antes de planificar tu próximo destino.

Ángel Miguel, fotógrafo de ilusiones.

En esos momentos donde fotografiando “paramos” el tiempo, busco expresar mi ilusión por este lenguaje, mi deseo es que ellas hablen por mí.

Corazón de mandarina

Espacio de relatos y otras letras

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: